13 de abril de 2011

La Albufera

Noticia enviada por: José Ángel Macho - Ingeniero Agrónomo-Paisajista.

Coincidiendo con el reciente día internacional de los humedales, uno de los primeros paisajes que se nos viene a la cabeza es el de La Albufera valenciana. Tradición, gastronomía, arrozales, anguilas, barqueros, barracas, playas e incluso dehesas forman este singular espacio lacustre. Junto a Valencia capital, en dirección sur, contiguo a la localidad de El Saler y con una extensión de más de 20.000 ha, aflora este fantástico rincón del mediterráneo declarado Parque Natural en 1986. Vicente Blasco Ibáñez en su novela Cañas y Barro presentó este paraje único que a continuación vamos a descubrir.

La Albufera
La Albufera en sí, está formada por una serie de ecosistemas muy diferentes entre ellos, esta disparidad dota de una gran biodiversidad a todo su conjunto. El protagonismo del Parque recae sobre una gran masa de agua dulce que ocupa aproximadamente unas 2.800 hectáreas. Una restinga alargada separa el lago del mar mediterráneo, en su interior se asienta la Dehesa o Devesa, la cual aloja una magnifica colección de especies vegetales. Las zonas húmedas que ocupan los alrededores del lago son conocidas como El Marjal, en ellas se alberga una gran riqueza de fauna y vegetación; en la actualidad están destinadas principalmente al cultivo de arroz. Por último, la montaña, siempre presente pero con una escasa importancia ecológica. Además, las golas son una especie de canales que nacen en el lago, atraviesan la dehesa y desembocan en el mar.

Debido a sus condiciones ambientales particulares, la fauna que habita en La Albufera está compuesta principalmente por una gran colonia de aves acuáticas migratorias; entre ellas, se podría destacar la Garza Real, la Gavina vulgar, el Cormorán, la Garceta o el Calamón. No obstante, se han llegado a catalogar más de 350 especies distintas de aves. La lubina, la anguila y el fartet son las principales especies de peces que todavía habitan el lago. En la zona de dehesa es fácil encontrar distintos tipos de reptiles, entre los que destaca la tortuga mediterránea.

Albuferafpgis®

En cuanto a la flora, es en la dehesa donde se puede apreciar una mayor biodiversidad. En su interior, una gran variedad de especies mediterráneas como lentiscos, palmitos coscojas, madreselvas, juncos, zarzaparrilla, tomillo, romero y pinos se asientan sobre un terreno formado principalmente por dunas. En el lago y el marjal se pueden observar carrizales compuestos por diferentes tipos de gramíneas adaptadas a estas zonas inundables; así como diferentes especies vegetales acuáticas tales como mansiegas o espadañas.

En el paisaje de la Albufera, por encima de todo, destaca el contraste existente; se puede pasar en poco tiempo de un terreno formado por dunas semi-desérticas a un paisaje típicamente lacustre. El gran valor ecológico de este Parque Natural se mezcla con la tradición, ya que todavía se respira un aroma a pesca y agricultura en toda la comarca que le da un toque rústico y bohemio al paisaje; barracas, barcas, huertas y arrozales salpican toda su extensión. En la Dehesa todavía se conservan pequeñas zonas vírgenes que han resistido el avance de la mano y obra del hombre; en la zona mas cercana al mar, se puede apreciar un primer conjunto de dunas que ofrecen una especie de paisaje lunar ya que en ellas apenas se fija vegetación; un segundo grupo de dunas, más antiguas, situadas en su interior, está totalmente colonizado por numerosas especies mediterráneas, éstas, se pueden disfrutar a través de las diferentes sendas botánicas que se brindan a los visitantes.

En todas las vistas que se dirigen al oeste aparecen las montañas de los alrededores de Sueca, cadena montañosa de escasa importancia medioambiental pero con un gran valor paisajístico; su contraste con la llanura, le permite aparecer de forma majestuosa en el horizonte de todas las vistas panorámicas. Salvando las distancias las zonas inundadas son vergeles que evocan al antiguo Egipto de los faraones trasladándonos por momentos al valle del Nilo en el que la agricultura era el motor de una sociedad en desarrollo. La iluminación toma un gran protagonismo en el paisaje; ya que los reflejos del agua acompañan a todas las instantáneas en las que ésta es la protagonista. No se puede obviar en el análisis paisajístico la importancia que adquieren la iluminación y el sonido; punto de encuentro para los aficionados a la fotografía, las majestuosas puestas de sol que ofrece el Parque desde distintas perspectivas impregnan el paisaje de una amplia paleta de colores que elevan su valor paisajístico a cotas inalcanzables. La compañía del silencio que otorga la estanqueidad a la que se ve sometida el agua incrementa las sensaciones que se pueden llegar a alcanzar; silencio que solamente se ve perturbado por el chapoteo de las aves o el circular de las barcas.

Albufera ValenciaFernando Cuenca Romero®

Las localidades de EL Palmar, el Perelló, El Saler y Catarroja son algunas de las poblaciones más reseñas de este singular enclave mediterráneo. En todas ellas se puede gozar de sus diferentes arroces y platos de All i pebre, así como de su historia, calma y hospitalidad mientras se disfruta de uno de sus magníficos paseos en barca.

* Para poder ampliar información sobre La Albufera se pueden consultar los siguientes enlaces:
- www.albufera.com
- www.albuferavalencia.com
- www.albufera.info

* Fotos adquiridas en www.flickr.com bajo consentimiento de sus autores.

1 comentario:

tvilla dijo...

son ya muchas las veces que he acudido a Valencia y nunca me marcho son visitar este paraje único y digno de conocer en profundidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas + leidas la última semana

 
/** BOTONES FLOTANTES- 3 */ inicio inicio